Una situación que te puedes encontrar al comprar una casa, es que se encuentre con alguna hipoteca parcial o total, con un préstamo hipotecario y se pueden plantear diversas situaciones, no dejemos en manos de la suerte las liquidaciones de las hipotecas, ya que nos pueden arruinar toda la operación de venta.

Lo más habitual es que cuando vas a vender una propiedad hipotecada, indiques que no se encuentra libre de gravámenes, igual no pasa nada, hay personas que adquieren la propiedad con todo y la hipoteca, ya que les genera un menor desembolso del saldo al precio de compra, y en este se traslada la hipoteca al nuevo comprador. Podemos encontrar distintas alternativas.

El vendedor amortiza antes de firmar el acuerdo de venta, aunque no siempre es fácil, puesto que a menudo precisa de parte del precio para cancelarla. O en su defecto se emite una orden de caja por una entidad financiera, si continuará hipotecada, a favor del vendedor.

Es muy usual que  proyectos de apartamentos nuevos, se vendan con planes de financiamiento, generalmente te ofrecerán un 80/20, 80% de financiamiento (siempre sujeto a calificación) y un 20% de enganche (en un solo pago o por cuotas de acuerdo al avance del proyecto) o un 70/30, 70% de financiamiento (siempre sujeto a calificación) y un 30% de enganche.

O bien se pacta una retención de parte del precio, junto con los gastos de cancelación registral que son a cargo del vendedor y se haga el día de compra – venta (el día de la firma).

La propiedad de un inmueble se acredita mediante escritura pública a nombre del propietario debidamente inscrita en el Registro Público de la Propiedad. Estas consultas se pueden hacer en el portal, así como las certificaciones

Pero qué pasa si el importe pendiente en el préstamo hipotecario es superior al precio de compra. ( Por ejemplo si compras el menaje de casa, además de la propiedad)

Es decir, imagina que estás comprando una casa de un importe de doscientos cincuenta mil dólares, y el importe que está pendiente es de doscientos noventa mil dólares. Lo importante es saber cómo va a hacer frente el vendedor a esos cuarenta mil dólares de diferencia.

Lo que nosotros haríamos o bien pedirle que amortice parcialmente por importe de esa diferencia, un aval bancario o un depósito notarial de ese importe.

De lo contrario, estaríamos dejando a la buena fe del vendedor que el día de la firma se presente con esa diferencia.

Nosotros no somos partidarios de dejar nada al azar, y menos en la compra de una casa, apartamento, terreno, etc. De ahí que insistimos de la importancia de pedir el certificado de saldo pendiente antes de hacer la entrega de cualquier cantidad a cuenta de la venta. Debemos conocer la situación del préstamo o hipotecas que tienen pendiente para que no se nos estropee la compra que tanto deseamos.

Si tienes cualquier duda puedes enviarnos un email, rellenar el formulario de contacto o dejar un comentario al final de esta entrada.

Buscas Alquiler con Lujo y Seguridad en Zona 14?

 

Haz click aquí ⇒ Apartamento Zona14, lujo y seguridad: Tadeus

¿Podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: